SOLICITA UNA
COTIZACIÓN

Bebidas sin calorías

La población actual está más informada y es más consciente de que el estado de salud está directamente relacionado con los hábitos alimenticios, las elevadas tasas de obesidad en México (se estima que alrededor del 70% de la población adulta y 30% de la población infantil tiene sobrepeso), han llevado al sector salud a implementar campañas de concientización sobre de la cantidad de azúcar presente en ciertos alimentos, bebidas y jugos con azúcar añadida, también por este motivo se aprobó desde de enero del 2014 el (IEPS) Impuesto Especial sobre Producción y Servicios para las bebidas azucaradas, estos factores ya han tenido efectos en el consumo, durante el 2014 el consumo refrescos se redujo entre un 6 y un 12%, mientras que el consumo de agua embotellada aumentó un 4%*, algunos consumidores cambiaron las bebidas azucaradas por refrescos o bebidas saborizadas sin calorías.

 Según un estudio de Euromonitor del 2015, México está en cuarto lugar mundial en el consumo per cápita de bebidas carbonatadas.

La distribución del consumo de las bebidas embotelladas ha venido cambiando, conforme a los gustos y necesidades de la población, hay un aumento en la preocupación por adoptar un estilo de vida más saludable y el consumo de bebidas que se perciban como saludables tiene una pronóstico de crecimiento de agua natural y otras de bebidas que el consumidor considere saludables.

La población urbana sigue en aumento y  va a demandar productos prácticos, comidas y bebidas para llevar, los fabricantes de este sector tienen una oportunidad de crecimiento, adaptándose a las demandas cambiantes del mercado.

Para los productores de bebidas embotelladas es una oportunidad para el desarrollo de bebidas innovadoras sin calorías y que el consumidor perciba como más saludables en este segmento entran los jugos naturales sin azúcar añadida,  aguas saborizadas o minerales con un toque de sabor sin calorías, los tés listos para beber.

*Estudio Conacyt.