SOLICITA UNA
COTIZACIÓN

Cloruro de sodio… mejor conocido como sal común

La sal ha sido desde hace milenios muy valorada, ya que uno de sus principales usos tiene que ver con una de las necesidades más básicas del ser humano, la alimentación.

Las culturas más antiguas dieron gran importancia a la sal, al descubrir que era útil para conservar alimentos para las estaciones del año más frías cuando el clima se tornaba más riguroso y era más difícil obtener alimentos.

La salazón de la carne y el pescado hizo posible almacenar proteínas, y mediante las salmueras fue posible conservar algunos vegetales por largos periodos.

El cloruro de sodio o sal común es posiblemente el condimento más antiguo usado por la humanidad; tal es su importancia que en alguna época fue usada como medio de pago. Las palabras “salario” y “asalariado” provienen del latín salarium y son de una época en la que se pagaba el trabajo con sal.

Otro uso descubierto desde épocas muy remotas es la de antiséptico natural ya que la sal tiene la propiedad de deshidratar y por lo tanto inhibir la acción de un amplio espectro de virus y bacterias.

En Egipto desde hace 3,000 a.C., se sabía de sus propiedades como agente conservante, donde la sal era usada para el proceso de momificación.

Su nombre químico es cloruro de sodio o cloruro sódico (NaCl). Este compuesto tiene una estructura cristalina ordenada de forma cúbica, alternando un átomo de cloro y uno de sodio, unidos por enlaces iónicos.

El cloruro de sodio es soluble en agua, sin embargo esta propiedad puede variar dependiendo del tamaño o forma del cristal.

El cloruro sódico en una disolución puede variar el punto de ebullición y descender el punto de congelación. La sal se usa para controlar la nieve ya que evita que se forme. En países donde nieva mucho, se extiende sal sobre el pavimento para evitar accidentes en calles y caminos por derrape de vehículos. La sal al entrar en contacto con la nieve la regresa a su estado líquido, la sal se mezcla con el agua formando una salmuera esta mezcla puede permanecer líquida a temperaturas bajo cero.

Desde el punto de vista físico la sal es un cristal incoloro, e inodoro, pero frecuentemente puede tener trazas de algunos otros elementos esto dependiendo del origen, ya que el cloruro sódico se puede obtener de diversas formas, por evaporación de agua marina o de manantial, por extracción mineral de un tipo de roca de nombre halita y también es posible obtener sal de origen vegetal al hervir ciertas especies vegetales.

El mar es una fuente casi inagotable de sal ya que el agua marina tiene una concentración de 35 gramos de sal por litro.

El cloruro de sodio está presente en cualquier mesa, como condimento, modificador del sabor, y estimulante del apetito, sin embargo la sal tiene múltiples aplicaciones industriales como la fabricación de plásticos, perfumería, cosméticos, textiles, medicinas, jabones y detergentes.

En Pochteca ponemos a su disposición cloruro de sodio en diversas presentaciones para un sinnúmero de usos industriales y en especial para la industria de los alimentos.