SOLICITA UNA
COTIZACIÓN

Color Caramelo

El color caramelo es un aditivo, que cuenta entre sus propiedades funcionales la de ser colorante y emulsionante.

Se obtiene mediante caramelización, que es el tratamiento térmico de carbohidratos como: azúcar, dextrosa, lactosa, sacarosa entre otros.

La presentación del color caramelo puede ser líquida o en polvo.

Entre sus propiedades está la de ser soluble en agua, tiene olor a azúcar quemada y un sabor ligeramente amargo.

Es uno de los colorantes más extensamente usados y de los que tiene más tiempo de usarse para dar color a aplicaciones alimenticias y no alimenticias, el color caramelo es de color café o marrón obscuro, se puede presentar en diferentes intensidades

El color caramelo puede tener carga positiva o negativa dependiendo de los reactivos que se usaron en su fabricación. Por lo que existen varias clases de color caramelo que son aptas para diferentes aplicaciones.

Clase I
En el color caramelo clase I, el carbohidrato utilizado simplemente se calienta y no se permiten compuestos con amoniaco o sulfito.
Clase II
El carbohidrato utilizado como materia prima se calienta en presencia de compuestos con sulfitos.
Clase III
El carbohidrato utilizado como materia prima se calienta en presencia de compuestos con amoniaco y es libre de sulfitos.
Clase IV
El carbohidrato utilizado como materia prima se calienta en presencia de compuestos con sulfitos y amoniaco. Es a prueba de ácidos.

En aplicaciones alimenticias colorea con diferentes tonos de color café, dependiendo de la dosis y de la base en que se aplica.

Es usado en:
Panificación: Bizcochos, frituras y pastas
Lácteos: Helados, postres lácteos como flan y pudines
Cárnicos: Embutidos y enlatados
Salsas y aderezos: Salsas de tomate, barbacue, mil islas.
Bebidas: Carbonatadas, saborizadas, lácteas, frutales y alcohólicas
Confitería: Caramelo suave, firme y en polvo