SOLICITA UNA
COTIZACIÓN

Papel adhesivo

papel adhesivo

Papel autoadherible

La etiqueta  como concepto tiene un origen muy antiguo. El objetivo de  añadir información  a los objetos está ligado a la aparición de la escritura.  Lo que actualmente se conoce como etiqueta, un papel adhesivo que se agrega a un producto es una necesidad que surge cuando inicia la fabricación en serie de productos de consumo  se hizo necesario describir características para informar al consumidor. Conforme evolucionó el mercado además  sirvió para crear una identidad de marca y diferenciarse de la competencia.

En 1906 en E.U.A.  se  promulgó la ley de Pureza de alimentos y medicinas; en dicha ley se exige el etiquetado de los productos, se comienzan a establecer normas y se vuelve obligatorio agregar una etiqueta. Al principio se engomaba el papel para adherir las etiquetas,  el surgimiento del papel adhesivo facilitó la tarea de etiquetado, esta  innovación que  se le atribuye a R. Santon Avery.

La creación del papel autoadherible además detonó el desarrollo de la promoción y la publicidad.

Un papel adhesivo tiene 3 partes importantes:

La cara imprimible o frontal de un papel adhesivo es comúnmente un papel cubierto ya sea de terminado mate o brillante pero cada vez podemos encontrar más variedad  en cuanto a colores, terminados e incluso algunos texturizados  para desarrollar múltiples aplicaciones.

El agente adhesivo: Existen variedades en cuanto a la calidad del adhesivo, la fuerza del pegado, así como resistencia a la temperatura,  a la humedad y al paso del tiempo.

Se busca en un papel autoadherible que no sobresalga el pagamento de las orillas amarillando el papel y que  permanezca adherido de forma permanente por un largo tiempo.

Algo muy importante en cuestión de papel adhesivo es la posibilidad de reposicionar el papel para asegurar una aplicación correcta sin que esto influya en la permanencia de la etiqueta.

Existen diferencias en cuanto a la sustancia  adhesiva; puede ser  hot-melt o adhesivo acrílico base agua. Este último tiene la ventajas de tener más permanencia del pegado, el adhesivo no sale por la orillas con el tiempo y tiene mayor resistencia a la temperatura.

Conviene que el papel adhesivo no ensucie las cuchillas en el guillotinado para evitar gastos de mantenimiento y frecuentes paros de máquina para su limpieza.

El soporte,  respaldo o liner:

Aparentemente es la parte menos importante de un papel autoadherible, al ser la parte que se remueve, pero tiene gran importancia en la impresión al dotar al papel de más cuerpo.

Generalmente el respaldo es de papel kraft en diferentes gramajes.

Una innovación muy importante en el papel adhesivo es la incorporación en el respaldo de un suaje de medio corte.

Los papeles  adhesivos de UPM Raflatac se encuentran disponibles con suaje, es decir, tienen cortes producidos mecánicamente con separaciones a intervalos de 35 mm. El ranurado asegura una fácil separación de la etiqueta lo cual es una ventaja en el etiquetado manual.

Para más información contáctenos autoadheribles@pochteca.com.mx