SOLICITA UNA
COTIZACIÓN

El calendario en papel, una pieza promocional vigente

Es muy importante que las empresas creen presencia de marca entre sus clientes y prospectos. También, dentro del mercado de las artes gráficas es importante proporcionar regalos corporativos que promuevan lo que vendemos: diseño, impresión y papel. La idea es dar a los clientes algo bonito, creativo, con una impresión impecable,  con significado y utilidad para la persona que lo recibe.

Se acerca el fin de año, época en la que las empresas empiezan a planear los regalos corporativos.

Un clásico obsequio de la temporada navideña es el calendario. Muchos cuestionarán si en un entorno tecnológico como el actual es una buena opción: La sugerencia no es dar un calendario de formato estándar con el logo de la compañía, pieza que sería común y difícilmente competiría contra las versiones digitales.

Se tiene la creencia de que un calendario impreso en papel ya no es necesario, pero basta iniciar el año sin uno para darnos cuenta de que el calendario impreso es útil, incluso necesario. Para  que sea un éxito como regalo corporativo, es necesario darle a la pieza un valor agregado.

Renovando el concepto

Doble función e interacción con medios digitales

Un calendario planeado para usarse en lugares donde es fácil prescindir de los dispositivos electrónicos, por ejemplo, en la cocina, si además en cada mes del año tenemos una receta adecuada a la temporalidad, unos chiles en nogada en septiembre o un postre navideño en diciembre, le damos una segunda función como recetario.

Podemos ofrecer un calendario de papel muy actual  si le incorporamos un código QR con enlaces a los videos con el paso a paso para elaborar las recetas.  Este tipo de recursos crean una sinergia entre la tecnología y los impresos, permitiéndonos llevar el papel al s. XXI.

Una tendencia es la interacción entre los medios tradicionales y digitales, las personas con el uso de dispositivos electrónicos pueden tener acceso a un contenido más amplio y enriquecido.

Un regalo personal

Un gran recurso es la personalización. Recibir un regalo personalizado es un detalle apreciado por quién lo recibe debido a que está dirigido esa persona en particular y  se genera una  conexión directa.

Una pieza poco convencional y con un concepto original seguro ganará un sitio en la oficina. Una buena selección fotográfica y un papel fino son indispensables. La calidad se aprecia.

La impresión digital y los papeles especiales para esta tecnología son grandes recursos que en combinación con un concepto creativo serán piezas con mucha recordación.

Creatividad y humor

Si el tipo de marca lo permite, el uso de frases o imágenes con el suficiente ingenio u originalidad para provocar una sonrisa al inicio de cada mes o de cada día será el diferenciador de otros calendarios., La idea es, proporcionar buenos momentos a lo largo del año.

Es muy valioso asociar la marca a un concepto divertido. Lo mejor que le pude ocurrir a una marca es poder ligarla con emociones positivas.

Los elementos para hacer de un calendario un excelente regalo corporativo son: un buen diseño, impresión impecable un bonito papel y originalidad.

En Pochteca contamos con una amplia oferta en papeles y cartones para que puedas crear el calendario más memorable para el 2015.