SOLICITA UNA
COTIZACIÓN

Gel sanitizante

Louis Pasteur desarrolló la teoría microbiana de la enfermedad, en la que establece a los microorganismos como causantes de las enfermedades. A partir de sus descubrimientos,  se logró un gran avance en el campo de la medicina, dando lugar a antibióticos y vacunas; así como prácticas como la esterilización y la higiene.

En la práctica quirúrgica,  el médico británico Joseph Lister propuso un método para evitar la infección en las heridas quirúrgicas.

La práctica de la higiene comenzó a ser de uso general y se fomentaron  hábitos de limpieza para conservar la salud y evitar el contagio de enfermedades infecciosas.

El primer paso para para eliminar las bacterias y virus es el lavado frecuente de manos con agua y jabón.

El alcohol líquido es conocido como un desinfectante efectivo pero que estaba en un botiquín casero, la aparición de la presentación en gel lo volvió portable y práctico ya que  puede llevarse sin el riesgo de que se derrame, es ideal para las ocasiones es las que es difícil lavarse las manos, los geles antibacteriales o sanitizantes, pueden disminuir las bacterias para las personas que realizan su trabajo fuera de casa, para cuando no hay agua corriente disponible o en zonas con racionamiento de agua.

En el mercado existen diferentes productos etiquetados como  gel sanitizante o gel antibacterial, no todos son iguales, estos productos pueden contener diferentes tipos de ingrediente activo: alcohol etílico, alcohol propílico, alcohol isopropílico y diferentes porcentajes de este, algunos no contienen alcohol el ingrediente activo puede ser triclosán o cloruro de benzalconio.

El uso de sanitizantes en gel no sustituye el lavado de manos, simplemente es una ayuda para cuando no es posible lavarse las manos.

Este producto ha sido recomendado usado para evitar la propagación de epidemias de influenza estacional y atípica.

La aparición de brotes de influenza, contribuyeron al uso de geles desinfectantes, ahora es común verlos en restaurantes y zonas de comida rápida.

Para las personas que realizan actividades de limpieza y que están expuestos a las bacterias de los sanitarios el uso de alcohol en gel, puede ayudar a evitar infecciones.

En clínicas y hospitales, el uso de sanitizantes en gel puede ayudar para disminuir el riesgo de adquirir infecciones en trabajadores del sector salud, el uso de un antibacterial en gel puede ayudar a reforzar las medidas de higiene para el personal que labora en dichos lugares, por su efectividad contra los microorganismos, el ritmo de trabajo  de un hospital puede ser un impedimento para el lavado frecuente de manos, el uso de alcohol en gel les brinda una desinfección rápida y fácilmente disponible mediante dispensadores repartidos en varios sitios del hospital sin que ocupe muchos espacio.

Es importante mencionar que el alcohol en gel es inflamable por lo que se recomienda tenerlo alejado del fuego.