SOLICITA UNA
COTIZACIÓN

La vuelta de lo artesanal

La aparición de las nuevas tecnologías ha revolucionado el estilo de vida y las formas de trabajar. Entre los principales beneficiarios del inicio de  la era digital sin duda fueron los diseñadores, impresores y artistas. La aparición de nuevas tecnologías permitieron hacer de forma más precisa y rápida su trabajo con la ayuda de la computadora, de los sistemas de impresión y con los softwares cada vez más especializados. Actualmente no hay límites para la expresión de la creatividad.

Con la aparición de las nuevas tecnologías surge también el reto de adaptarse a los cambios y avances tecnológicos acelerados.

La aparición de la “world wide web”, es decir, internet y la utilización cada vez mayor de los medios digitales y de las redes sociales son a la vez una amenaza y una oportunidad para las artes gráficas. Puede establecerse un paralelismo y similitud  del  momento presente y lo sucedido durante la revolución industrial que  tuvo como reacción el movimiento “arts and crafts”: (movimiento estético de origen inglés 1880-1918 con  auge durante el periodo victoriano.)

Wiliam Morris, artesano, impresor, diseñador y activista político inició este movimiento que promovía el retorno a lo hecho a mano en oposición a la producción  en serie de la revolución industrial.

Este movimiento planteaba la revalorización del artesano y su producto otorgándole un valor más alto al ser resultado de la creatividad, ingenio y por estar hecho a mano y no ser una pieza más de una serie infinita de copias, producto de los equipos industriales.

De este movimiento “artesano” o de lo “hecho a mano” derivaron estilos decorativos importantes como el Art Noveau de opulento estilo orgánico, y elArt Decó de líneas mucho más rectas e industriales. Aunque no todos los movimientos modernos rechazaban a los productos industriales todos contribuyeron a la democratización del arte al embellecer objetos de uso cotidiano para el disfrute general y no solo de las élites.

En la actualidad también se ve una tendencia fuerte en donde empieza a ser muy valorado lo artesanal por escaso, original y puede resultar mucho más atractivo por su rareza y calidad.

Esto abre un abanico de posibilidades hacia el segmento creativo, una tendencia en donde lo artesanal será cada vez más buscado, apreciado y consumido. Lo artesanal y hecho a mano es una alternativa y puede se convertirse  en fuente de ingresos para diseñadores y artistas al migrar hacia un diseño más artesanal usando las nuevas tecnologías pero con detalles hechos a mano, en materiales y soportes diferentes en una producción más limitada.