SOLICITA UNA
COTIZACIÓN

Las prácticas de menor uso de papel ¿realmente evitan la deforestación?

Muchas personas se han sumado a la tendencia paperless, es decir fomentan la disminución del uso de papel con el fin de preservar los bosques, la intención de la tendencia es buena, pero no hay bases para afirmar que el hecho de no usar papel evita la deforestación, en principio porque la fabricación de papel no es la causa principal de la pérdida de los bosques.

La mayoría de las personas desconoce que la mayor parte de la deforestación que se produce en el mundo es por la expansión urbana, para la construcción de viviendas,  para su conversión en tierras de cultivos,  para explotar recursos, no necesariamente madera.

Aunque en algunos lugares es un realidad la pérdida forestal, en algunos países la superficie ocupada por los bosques incluso creció, por ejemplo, en Estados Unidos años de prácticas forestales sostenibles han logrado que los bosques entre 1952 y el 2012 creció de 300 a 310 millones de hectáreas, el tamaño y la densidad de los árboles también creció en un 60%.

Erróneamente se cree que la mayoría de los árboles cortados se usan para fabricación de papel y cartón, la realidad es que de los árboles cosechados en Estados Unidos únicamente el 36% de lo que producen los aserraderos es usado por la industria de la pulpa y del papel,  mientras que en Canadá el porcentaje es menor representa únicamente el 13%.

La mayor parte de las fibras usadas para fabricar papel provienen de virutas o de los desperdicios generados en  los aserraderos, la mayor parte de la madera que se explota se usa en la construcción, para la elaboración de muebles y elaboración de diversos productos..

La fabricación y consumo de los productos provenientes de la madera, entre ellos el papel, es un incentivo para que las tierras sigan siendo bosques, el bajo consumo de productos derivados de la madera es una amenaza a su subsistencia, al disminuir el consumo habrá presión para que los propietarios vendan las tierras, que serán destinadas a otros fines, los bosques bien gestionados son un recurso renovable y sus actividades son benéficas para especies animales que tienen en ellos su hábitat.

La conservación de los bosques y de la naturaleza en general es algo muy necesario y deseable pero la tendencia de un menor consumo del papel y de los derivados de la madera no es el mejor camino para alcanzar el objetivo, los esfuerzos deben de canalizarse hacia la protección de las áreas naturales por parte de los gobiernos, en evitar la contaminación y cuidar los bosques de los incendios que los destruyen.

Fuente:

http://www.twosidesna.org/US/Why-going-paperless-is-NOT-the-way-to-save-North-American-forests