SOLICITA UNA
COTIZACIÓN

Letterpress un arte que cautiva

El letterpress es una técnica que se remonta a los inicios de la imprenta, Gutemberg creó un sistema de tipos metálicos con las letras grabadas los cuales combinaba para formar textos para impresión.

En español a esta técnica se le conoce como impresión tipográfica, en el letterpress, los impresores tienen tipos metálicos grabados con los que crean una composición jugando con los caracteres metálicos con los que logran diseños únicos, aunque también se puede imprimir un diseño completo generado por computadora a partir del cual se graba la placa.

La placa grabada se coloca en la máquina, se entinta y se transfiere por presión de la placa contra el papel.

Las tintas que se usan en letterpress son transparentes y al sobreponer colores estos se combinan cambiando de tono.

Para obtener los mejores resultados se deben tomar en cuenta estos los aspectos de la técnica, con dos colores pueden usarse para obtener un tercer tono al sobreponerse.
La impresión también puede ser sin color, en esta variante el papel recibe un golpe seco y la presión deja marcado el papel.

En esta técnica la marca del papel pasa al otro lado lo cual afecta la impresión en una segunda cara.

Por las características de impresión el letterpress o impresión tipográfica el uso de un papel de gramaje alto hará que el realce se note y la técnica luce mejor.

Desde hace mucho tiempo es muy usado en impresos sociales o las tarjetas de presentación y las hojas membretadas son clásicos de esta técnica.

Estamos viviendo un auge de lo vintage, las personas ha vuelto a apreciar las técnicas clásicas, reconociendo que para ciertas aplicaciones, vale la pena pagar más por pieza, con lo que el letterpress tiene un nuevo auge, incluso se están volviendo a hacer impresos comerciales como volantes, posters o etiqueta para producto.

Los resultados son muy lucidores ya que se nota lo artesanal y rústico de la técnica que le da encanto especial.

El letterpress puede evocar otra época donde todo se hacía más despacio y había tiempo para apreciar los detalles.