SOLICITA UNA
COTIZACIÓN

Thinner o adelgazador

Cuando se va a realizar cualquier labor empleando pinturas, lacas, selladores o primers, en la lista de materiales es necesario contar con un solvente adecuado que sirva como diluyente para el material que se va a emplear para realizar este tipo de trabajos.

Se podría pensar que todos los diluyentes son iguales pero la selección del thinner o adelgazador correcto va a influir de manera importante en la facilidad para aplicar el recubrimiento y por lo tanto en en el tiempo empleado para realizarlo, además de la calidad resultante al finalizar el trabajo.

Lo que se conoce como thinner o adelgazador es una mezcla de solventes derivados del petróleo que se formula con el fin de disminuir la viscosidad del recubrimiento o pintura permitiendo una mejor aplicación y en algunos casos mejorar las características de la aplicación.

Estas mezclas están constituidas por tres tipos de solventes:

Disolvente activo: Es la sustancia que le dará las características finales de calidad o el efecto que se desea al recubrimiento que se desea diluir.

Cosolvente: Potencia o fortalece al disolvente activo.

Diluyente: Disminuye la viscosidad y le dará volumen a la mezcla.

Los Disolventes tienen diferentes usos o aplicaciones:

• Desengrasar o limpiar.
Una de las funciones del thinner es el de la limpieza de las herramientas empleadas y remoción de manchas de grasa o aceite del lugar de trabajo e incluso de la piel o ropa cuando se han ensuciado con productos base solvente.

• Diluir y ajustar la viscosidad de pinturas y barnices

Al emplear pinturas y barnices si el producto tiene la consistencia adecuada facilita el trabajo de aplicación, ni demasiado espeso, ni excesivamente líquido para obtener el terminado deseado.

Los productos que contienen solventes en su formulación van a tender a evaporarse con facilidad lo que puede alterar la viscosidad del producto; si se va a trabajar con productos base solvente será casi indispensable contar con algún thinner o diluyente que permita ajustar la consistencia.

• Remover pinturas, lacas o barnices previamente aplicados

Para trabajos de reparación o renovación y para obtener un trabajo de calidad, si la pintura está muy deteriorada se hace necesario quitarla, es un trabajo que puede dificultarse si no se emplea el material correcto.

Si el material empleado en la pintura original es base solvente se necesita el removedor de pintura adecuado.

• Thinner para fabricación de pinturas, esmaltes, tintas o para pintado de bienes de consumo.

Es muy usado en la formulación de esmaltes y lacas.

Cada fabricante tiene su propia versión de thinner o varios tipos como el thinner americano y thinner estándar, cada uno con diferentes mezclas de sustancias derivadas del petróleo entre las cuales se encuentran cetonas, xilenos, hexanos, alcoholes, ésteres, glicoéteres en diferentes proporciones. Al variar los componentes cambia el poder de dilución.

Los solventes son sustancias altamente volátiles. Al destapar el producto va a estar en constante evaporación y en algunos climas incluso es necesario que el thinner contenga retardadores de la evaporación que permitan realizar el trabajo.

El color no es indicativo de la eficiencia del thinner, generalmente es un líquido transparente que puede tener alguna tonalidad amarillenta, es importante saber que el aspecto del thinner no tiene relación con la eficiencia del producto; tampoco el olor es un indicativo de la potencia de la dilución; estas variantes se deben a los componentes.

Thinner estándar: Se usa para trabajos generales o para limpieza.

Thinner americano: Tiene mayor poder de disolvencia en relación al estándar y se emplea para trabajos más especializados.

Thinner acrílico alto brillo: Se emplea como diluyente de esmaltes o lacas cuando se desea obtener un acabado muy brillante.

Removedor: Tiene un alto poder de disolvencia y se puede usar para remover lacas o pinturas previamente aplicadas.

Es importante que al trabajar con thinner se sigan las recomendaciones de manejo. Los solventes son sustancias que pueden causar graves daños a la salud.

La inhalación prolongada causa irritación a las mucosas por lo que se recomienda trabajar siempre en lugares ventilados o en exteriores, también se puede usar una máscara de protección.

Se deben usar anteojos de seguridad para evitar salpicaduras en los ojos y guantes para no tener contacto directo con la piel.