SOLICITA UNA
COTIZACIÓN

Mito del papel # 4

El papel se fabrica a partir de un recurso natural que es renovable y sustentable, los árboles jóvenes crecen y absorben el CO2 de la atmósfera, además como producto derivado de la madera, el papel continúa almacenando carbono a lo largo de su vida.

Las prácticas forestales responsables, las certificaciones, el uso de combustibles renovables y biocombustibles, aunado a los avances tecnológicos en la fabricación de papel hacen que éste sea uno de los productos más sustentables de la tierra.

Un bosque bien manejado, que se utiliza y replanta, absorbe más dióxido de carbono que un bosque maduro formado por árboles más viejos.

La industria del papel cuenta con una serie de respetados esquemas de certificación, asegurando que el papel proviene de una fuente sustentable

Existen unos 30 programas, pero las principales certificaciones que han surgido son:

FSC® (Forest Stewardship Council)

Proporciona estándares globales para la gestión de los bosques que cubren un balance de los aspectos ambientales, sociales y económicos.

El bienestar de las comunidades forestales y los ecosistemas es tan importante como la sustitución de los árboles para garantizar el futuro de los bosques del mundo. El sistema FSC también proporciona una forma de seguimiento de los productos forestales a través de la cadena verificada de manera independiente de la certificación de la cadena de custodia. Esto cubre las etapas de procesamiento: la conversión, la distribución y la impresión antes de que el producto final pueda llevar la etiqueta FSC.

PEFC (Programa para el Reconocimiento Forestal)

EL PEFC es una organización independiente, sin fines de lucro, no gubernamental, fundada en 1999. La cadena de custodia del PEFC es un mecanismo para el seguimiento del material certificado desde el bosque hasta el producto final para garantizar que la madera, fibra de madera o productos no madereros provienen de bosques certificados.

SFI (Sustainable Forestry Initiative)

Organización internacional independiente, no lucrativa, que tiene un programa de certificación basado en el manejo sustentable de los bosques, la protección de la biodiversidad, la calidad del agua y el hábitat de la vida silvestre.

El estándar se utiliza ampliamente en América del Norte, y tiene una gran aceptación en el mercado mundial por lo que puede ofrecer un suministro constante de productos de madera y papel de fuentes legales y responsables.