SOLICITA UNA
COTIZACIÓN

Propiedades del papel: resistencia a la luz

No existen papeles totalmente resistentes a la luz, la firmeza del color a la luz es una propiedad relativa y es difícil de medir, se determina exponiendo el papel en periodos fijos a una radiación luminosa con una intensidad y composición constante que simula la luz de día. Este procedimiento se describe en la norma TAPPI UM 461.

La resistencia de un papel a decolorarse o amarillarse depende de la composición química y tipo de fibra del que ha sido fabricado.

Si en un papel hay lignina aunque sea en pequeña cantidad, este papel a la larga va a tomar una coloración amarillenta ya que la lignina es sensible a la luz y con la exposición comienza a cambiar el color.

Los papeles para aplicaciones a la intemperie o que van a estar expuestos a la luz deberían de tener colores firmes, deben ser de pasta química que ha eliminado la lignina y los pigmentos que le dan color deben de ser resistentes a la decoloración, para que conserven su aspecto a lo largo del tiempo.