SOLICITA UNA
COTIZACIÓN

Aditivos, el valor agregado de los lubricantes

Dentro de la gama de lubricantes industriales, los aditivos juegan un papel muy importante para formar los diferentes productos y mejorar las propiedades existentes en cada aceite y añadirle nuevas; sabemos que el lubricante es un elemento indispensable para minimizar la fricción entre las piezas, optimizar el funcionamiento y prolongar la vida útil de la maquinaria y su motor. Pero, ¿Conocemos las funciones de los aditivos? A continuación les hablaremos de los aditivos que pueden encontrar en los productos lubricantes.

La acción de los diferentes aditivos consiste en:

  • Proteger los lubricantes en general de los cambios químicos, así como de la oxidación.
  • Proteger a la maquinaria o sistemas de la combustión o de las posibles fallas.
  • Añadir nuevas propiedades físicas y químicas al lubricante, como puede ser la mejora de la viscosidad o fluidez a bajas temperaturas

Actualmente el mercado de los lubricantes industriales en México alcanza los 800 millones de litros por año, con un valor de 36 mil millones de pesos, convirtiendo al sector en uno de los de mayor crecimiento del país. La proporción de aditivos en los aceites para motor se sitúa entre el 10 y 20% para obtener el rendimiento necesario.

Los aditivos más utilizados para la fabricación de lubricantes son:

  • Su función es retrasar el envejecimiento del lubricante, evitando que este se dé prematuramente, pues muchas veces reacciona con el oxígeno, formando lodo, resina o ácidos que incrementan la viscosidad y disminuyen la fluidez de los lubricantes, provocando que disminuya su capacidad circulante y refrigerante, por lo que se da el desgaste del motor. Un aditivo antioxidante retrasa la degradación del lubricante, siendo en su mayoría fenoles y aminas, entre otros.
  • Sabemos que la corrosión suele atacar a las superficies mecánicas por medio de un proceso químico; los anticorrosivos evitan que haya corrosión ácida en las paredes metálicas de cualquier tipo de motor o maquinaria.
  • Uno de los mayores problemas para un motor es la formación de espuma, que disminuye la capacidad del lubricante y favorece la oxidación. El antiespumante evita la oxigenación del lubricante ya que reduce la tensión superficial y evita la formación de burbujas que lleven aire al circuito de lubricación.
  • Son sustancias que actúan como el jabón para mantener limpias todas las superficies internas de los motores de combustión interna, con lo que se evita la formación de depósitos que suele generar la combustión.
  • Sustancias que ayudan a los detergentes para evitar la formación de lodo y se encargan de transportar la suciedad que arrancan los detergentes hacia el filtro o cárter del motor, manteniéndolo limpio y operando adecuadamente.
  • Un aditivo que forma una película fina, que protege a las paredes del sistema a lubricar, evitando que se dé el contacto de metal con metal.
  • Depresores de congelación. Sustancias que reducen los microcristales de cera, ayudando que el lubricante fluya a bajas temperaturas.
  • Modificadores de fricción. Son sustancias que cambian las características de fricción del aceite para darle características especiales al respecto en aplicaciones que lo necesiten otras más apropiadas para un uso eficaz.

Los lubricantes se pueden utilizar en el motor, la caja de cambios, etc., ya que son diversas áreas las que requieren sus características se recomienda conocer las fichas técnicas o etiquetas de cada producto, para elegir el más adecuado para la función que necesitamos, ya sea la limpieza del sistema, reducción de consumo de combustible, etc.

Los lubricantes industriales se formulan con aceites básicos provenientes del petróleo, vegetales, sintéticas o semisintéticas, ya que se requieren diversas especificaciones de acuerdo al uso que se le dé para aprovechar al máximo sus beneficios. Por esta razón, ofrecemos un valor agregado en cada producto.

Estos lubricantes tienen la función de reforzar, equilibrar y otorgar propiedades adicionales a los lubricantes para incrementar su efectividad y vida útil, disminuyendo el desgaste, protegiendo contra la oxidación y corrosión y manteniendo limpias las superficies. Dependiendo de las necesidades de cada sector (automotriz e industrial), pueden tener del 1 al 20% de aditivos, por lo que se recomienda conocer las características de cada lubricante y solicitar asesoría antes de adquirirlos.

En Pochteca contamos con toda la gama de lubricantes industriales y automotrices,  acérquese a nosotros y le ayudaremos a elegir el más adecuado para sus necesidades.