SOLICITA UNA
COTIZACIÓN

Bicarbonato de sodio integral: indispensable en gastronomía e industria alimenticia

Desde hace casi dos siglos, el bicarbonato de sodio ha sido utilizado para diferentes usos, siendo el primero de ellos enfocado a la elaboración de masas para hacer panes, galletas, bizcochos y demás productos a base de harina de trigo.

Es a partir de entonces que se le empezaron a dar otros usos culinarios a lo largo del tiempo –además de diversas aplicaciones para la industria cosmética, de medicamentos, de detergentes y de control de plagas—, tema que en esta ocasión abarcaremos.

El bicarbonato de sodio en la industria alimenticia

El llamado bicarbonato de sodio integral sirve en la formulación de diversos productos de la industria de alimentos y bebidas, siendo las que se enlistan a continuación las que más emplean este ingrediente:

  • Panificadoras: las propiedades leudantes del también nombrado hidrogenocarbonato de sodio, hacen de este componente una materia esencial para lograr el esponjado de la masa con la que se elabora el pan y las galletas, dándoles un mejor volumen, forma y textura.
  • Producción de lácteos: se emplea aquí como agente conservador y estabilizador del potencial de hidrógeno (pH), con lo que se logran fórmulas más duraderas y menos susceptibles de perder su estructura durante el almacenamiento. Aunado a esto, el bicarbonato sódico ayuda también a evitar la precipitación de mezclas, como las que se realizan en la elaboración de leche evaporada, condensada y concentrada, además de neutralizar el pH de quesos, mantequillas y natas.
  • Industria refresquera: si alguna vez te has preguntado por qué a estos productos se les dice soda en algunos lugares, es porque para su producción se utiliza el también denominado bicarbonato de soda, que es otro nombre con el que conocemos el ingrediente del que estamos hablando. Actualmente, existen otras sustancias para gasificar estas bebidas, aunque muchas de ellas siguen incluyéndolo.
  • Industria cervecera: al añadir bicarbonato de sodio en el agua para la producción de estas bebidas se puede obtener una maltosa más definida y equilibrada sin necesidad de utilizar cantidades grandes de lúpulo, lo que caracteriza a varias cervezas oscuras, como la estilo Múnich.
  • Productos de gastronomía varios: salsas de tomate, mermeladas, verduras enlatadas y polvos ablandadores de carne, utilizan este ingrediente con diversos fines, como neutralizar la acidez, impedir que las fibras vegetales se oscurezcan y hacer menos correoso el tejido proteico.

Si quieres obtener más información sobre este elemento indispensable en la industria alimenticia, te invitamos a ponerte en contacto con nosotros y pedir una cotización sin compromiso.