SOLICITA UNA
COTIZACIÓN

Empaques sustentables para productos orgánicos, artesanales y gourmet

Es un hecho que vivimos en un entorno cada vez más globalizado y disponemos de una amplia variedad de productos procedentes de muchos países a precios competitivos y con una calidad estándar.

A pesar de la diversidad del origen, los productos son cada vez más parecidos, más industrializados y con alto impacto sobre el medio ambiente. Posiblemente a causa de esto, los consumidores comienzan a valorar más lo local frente a lo global y también  prefieren lo orgánico o artesanal a los productos industrializados.

Se trate de alimentos, ropa o accesorios, se comienzan a demandar más los productos artesanales y naturales, en empaques biodegradables y con menor impacto ambiental.

Estos productos al igual que los industrializados se producen para la venta y requieren de una etiqueta y/o  empaque  para almacenarlos o para colocarles información referente al producto; necesitan de bolsas o embalajes para entregar al consumidor.

Los diseñadores encargados de crear el desarrollo del empaque necesitan materiales que sean congruentes con este concepto y que comuniquen los valores agregados de este tipo de productos: fabricación artesanal, uso de ingredientes naturales, origen orgánico, calidad superior, productos eco-amigables y sustentables.

El cartón y el papel son los materiales ideales para crear empaques para este nicho de mercado, ya que se encuentran entre los materiales más sustentables que existen, el papel y cartón son productos de origen natural y por lo tanto son completamente biodegradables, pueden reemplazar al plástico y tienen un impacto menor sobre el medio ambiente.

En este nicho se valora el fomento a las acciones que abonen al cuidado del medio ambiente como el reciclaje. Hay muchos casos de éxito con los empaques de doble función, es decir, después de cumplir con la función primaria de proteger al producto, sirven para algo más permanente: una maceta con semillas incluidas, un adorno o juguete de cartón, una pantalla para una lámpara entre muchas otras opciones.

La cartulina sulfatada y el cartón caple son ideales para desarrollar este tipo de empaques. Han sido diseñados para la fabricación de cajas y plegadizos. Con creatividad se pueden lograr empaques interesantes, creativos y útiles a largo plazo.

Es más sustentable entregar los productos en bolsas de papel, además, lucen más artesanales, bonitos y nos remontan a una época en donde todo era más natural. Para fabricar bolsas, el papel bond o el papel couché son excelentes opciones.

En este mercado, menos es más, basta con envolver el producto en papel bond impreso con un diseño sencillo. Se puede agregar un cordón de algodón, o simplemente usar una bolsa de papel como empaque y cerrarla con una etiqueta. Estas son algunas opciones para obtener un empaque original de estilo minimalista.

Los papeles texturizados se asocian a los productos de alta calidad y son muy buena opción para desarrollar empaques para productos gourmet o joyería artesanal. Estos papeles aportan un toque de distinción y se pueden usar para cajas, bolsas, cintillos decorativos, respaldos para montar joyería y material para el punto de venta.

Los papeles finos o texturizados son muy recomendables para etiquetas para ropa o para productos de diseño exclusivo o hechos a mano. Estos papeles son tan llamativos que no necesitan de diseños elaborados, simplemente un realce, grabado en seco o cualquier otro detalle decorativo como la impresión con un sello de goma.

En Pochteca contamos con una amplia gama de productos para desarrollar empaques sustentables con  papel, cartón, papel adhesivo y texturizado, entre otros.