SOLICITA UNA
COTIZACIÓN

Encuadernación japonesa

Lo que se conoce como encuadernación japonesa es una encuadernación artesanal, sencilla, hecha a mano pero como todo lo oriental tiene la belleza de lo simple.

Consiste en dos tapas rígidas forradas de papel o de tela y llevan guardas en contraste, están unidas a las hojas interiores mediante una costura lateral, estos cuadernos no llevan lomo.

Este tipo de cuaderno puede hacerse del tamaño y orientación libre tanto horizontal como vertical, generalmente lleva pocas páginas.

Tanto las tapas como las hojas tienen cuatro perforaciones aunque pueden ser más, depende del tamaño, la costura es lo que une las piezas y además le da un toque decorativo, existen varias técnicas de costura, puede usarse hilo de algodón o listón en un color de contraste para que se destaque la costura.

Cada pieza pueden tener forros distintos y el papel interior puede ser de un solo tipo de papel o combinado ya que es una pieza en que una sola técnica y pequeñas variaciones de los elementos que forman el cuaderno, el papel del interior, los forros, el color del hilo produce piezas totalmente diferentes.

Este tipo de encuadernación es ideal para los seguidores de “hazlo tú mismo” DIY, siglas en inglés de “Do it yourself” un movimiento de contracultura que no pierde fuerza, en el que las personas prefieren hacer lo que necesitan por gusto, se opone a que todos tengan las mismas piezas fabricadas en serie, permite tener cosas únicas, artesanales, hechas a mano y hechas completamente al gusto personal.

La encuadernación japonesa puede usarse como un cuaderno de dibujo, para tomar notas, para hacer un recetario o un álbum fotográfico.