Menu

Efluentes y residuos


G4-DMA EFLUENTES Y RESIDUOS
G4-EN22, G4-EN23, G4-EN24

Dentro de nuestra operación generamos residuos peligrosos por

  • Procesos de mantenimiento
  • Reemplazo o descompostura de maquinaria y equipo
  • Producto no conforme
  • Material de empaque y embalaje
  • Servicios en general


En todos los casos, disponemos de estos residuos de manera responsable, y en conformidad con la legislación aplicable de la SEMARNAT.


Derivado de la manipulación de los materiales, pueden generarse roturas de envases o empaques, producto no conforme o emergencias, por lo que nuestras instalaciones cuentan con registro de “pequeño generador” de residuos peligrosos. Sólo en el caso de tres de nuestras instalaciones estamos registrados como “gran generador”. En ningún caso en estos almacenes se rebasaron las cantidades máximas declaradas para mantenernos en estas categorías. La generación de residuos peligrosos del año fue de 200 Ton.


Con la finalidad de reducir la cantidad de residuos no peligrosos, tenemos establecidos los siguientes procesos de venta:

  • Venta de envases chatarra: 111,657 unidades
  • Merma de papel, cartón, plástico y madera de los envases y embalajes. La venta de estos productos a empresas dedicadas al reciclaje: 657 Ton
  • Recolección de papel de oficinas: 3 Ton
  • Equipo de cómputo para reciclaje: 111 equipos, 350 teléfonos, 17 fax y 300 teclados


Dentro de nuestra matriz de riesgos de operación se encuentran las fugas y derrames de material, es por esto que tanto para almacenamiento como para transporte contamos con infraestructura y equipos necesarios para la contención, así como protocolos de emergencia en caso de derrames para cada uno de estos escenarios.


Resultados

  • 8 derrames en el año
  • 102,330 litros perdidos y 28,000 kilos de sólidos secos.


Los mayores eventos fueron:

  • 94,019 litros de solventes en la sucursal de San Luis Potosí por incendio de la recuperadora
  • 28,000 toneladas de metabisulfito de sodio por volcadura durante la transportación (este último no es considerado material peligroso), sin embargo, junto con la línea transportista recuperamos el material y se le dio disposición conforme a la legislación aplicable en la Ciudad de México

En todos los casos el derrame se presentó dentro de las áreas de contención primaria de las zonas de manipulación del producto, es decir, en suelo de concreto y con trincheras.


Este material fue colectado y dispuesto de acuerdo a nuestro procedimiento de manejo de residuos peligrosos.


En relación a la cantidad de kilos movidos contra los litros derramados, esta cantidad representa un 0.00002%


pochteca

En la investigación de causas de estos derrames, identificamos la necesidad de capacitar a los montacarguistas, por lo que, procedimos a incluir estas capacitaciones como adicionales a las ya consideradas dentro del plan anual de capacitación.


En relación al derrame que generó el accidente en la planta recuperadora de San Luis Potosí, al realizar el análisis del evento se identificó lo siguiente:


Causas

  • Incumplimiento a procedimiento de envasado de solventes.
  • Error en el proceso de conservación de materiales por el derrame en el envase y tiempo de permanencia del derrame.
  • Ausencia de supervisión.

Efectos

  • Acumulación de vapores por el derrame y la alta temperatura.
  • Generación de estática por envasar por gravedad.

Lecciones Aprendidas

  • Dedicar el tiempo necesario a la capacitación en procedimientos operativos antes de que los nuevos colaboradores comiencen a operar.
  • Siempre mantener a una persona con mayor experiencia realizando la función de supervisión.
  • Elevar la conciencia de seguridad del personal.
  • Garantizar que los equipos contra incendio (redes y extintores), estén en condiciones adecuadas de operación.
  • Mantener brigadas conformadas y brigadistas capacitados.
  • Realizar simulacros 2 veces al año.


pochteca