SOLICITA UNA
COTIZACIÓN

La lactosa es un disacárido compuesto por una molécula de glucosa y una molécula de galactosa.

Fabrizio Bartoletti fue el primero en aislar la molécula en 1633.

La lactosa es el azúcar presente en la leche de los mamíferos, tiene gran importancia para la industria de los alimentos, está presente en gran cantidad de productos como el queso y el yogurt que se fabrican mediante la fermentación de la lactosa.

La lactosa es un componente importante de la leche, el primer alimento de los mamíferos, vital para el correcto crecimiento y desarrollo, interviene en la correcta absorción del calcio que mineraliza los huesos contribuyendo la salud ósea y tiene función probiótica.
Para que la lactosa sea digerible es necesaria la presencia suficiente de una enzima llamada lactasa en el intestino delgado que separa las moléculas de la lactosa permitiendo su absorción.

Algunas personas son intolerantes a la lactosa, es decir no pueden digerir correctamente este azúcar debido a que tienen insuficiencia de lactasa en su tracto intestinal, al no poder absorberla de forma correcta al llegar al colón se fermenta causando flatulencias, dolor y distensión abdominal entre otros síntomas transitorios.

La lactosa es ampliamente usada en una gran cantidad de productos alimenticios por su aporte de nutrientes, es químicamente estable y compatible con muchas formulaciones puede regular la humedad, mejora la textura, aporta dulzor sin ser excesivo, pude resaltar las notas lácteas de un producto y ayuda a absorber el calcio.

Se usa en productos lácteos, alimentos para niños, panificación, postres, dulces y confitados.

En la industria farmacéutica se usa como exipiente en comprimidos.