SOLICITA UNA
COTIZACIÓN

Mal manejo de residuos industriales contamina el agua

La preservación del medio ambiente es algo que debe estar dentro de los planes de toda industria, ya sea por las disposiciones gubernamentales que existen al respecto o simplemente por ética profesional y conciencia hacia el cuidado de la ecología.

Así, es imprescindible tener una buena gestión de residuos líquidos en cualquier fábrica, ya que gran parte de la contaminación presente en mares, lagos y ríos es producto de la descarga de productos químicos y residuos dañinos.

Y es que el daño de este tipo de desperdicios en los afluentes naturales ocasiona que las aguas que se encuentran en ellos sean nocivas no sólo para el consumo humano, sino que también dificulta otras actividades como el riego para la agricultura y su uso para propósitos recreativos, sin mencionar que afecta a la flora y fauna que se beneficia de estos mantos acuíferos.

Ejemplo de esto son los residuos líquidos de la industria textil y del vestido, una de las más desarrolladas dentro del territorio nacional y que, sin embargo, sigue siendo una de las que en mayor proporción perjudican al ambiente en México y en el mundo.

Según datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), estas fábricas generan el 20 por ciento de la contaminación de las aguas de todo el planeta, por lo que es urgente tomar medidas para mitigar esta situación que nos afecta a todos.

Al respecto, la Norma Oficial Mexicana NOM-001-SEMARNAT-1996, marca los límites máximos permitidos de contaminantes en las aguas residuales emitidas por las industrias, abrogando otras 43 normatividades que comprendían los casos específicos tanto para la industria textil como para la petroquímica, plástica, metalúrgica y del papel, entre muchas otras.

De hecho, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) estima que la actividad industrial en el país contamina en la misma medida en que lo harían 100 millones de habitantes, es decir, estas empresas ensucian los acuíferos naturales casi en la misma proporción que toda la población de México.

Algunos de los daños que pueden ocasionar las aguas residuales son:

  • Afecciones al sistema reproductor.
  • Alteraciones hormonales.
  • Enfermedades infecciosas de la piel y dermatitis.
  • Cáncer.
  • Deterioro ecológico derivado de variaciones en las cadenas alimenticias del entorno y contaminación de suelos, subsuelos y acuíferos subterráneos.

Cabe destacar que, según el Registro de Emisiones y Transferencias de Contaminantes de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), los sectores responsables de la mayor parte de emisiones contaminantes al agua fueron el de generación de energía eléctrica, químico, alimenticio y de consumo humano, metalúrgico y automotriz.

Si quieres que tu empresa sea socialmente responsable y mantenga sus niveles de emisión de contaminantes líquidos al mínimo, en Pochteca podemos ayudarte. Ubica tu sucursal más cercana y descubre las soluciones que tenemos para que tu empresa cuente con una buena gestión de desechos dañinos.