SOLICITA UNA
COTIZACIÓN

Mantenimiento preventivo y los lubricantes

Los lubricantes nos brindan un apoyo en las operaciones de mantenimiento preventivo, ya que nos ayuda a conservar a los equipos o instalaciones mediante la realización de su revisión y reparación oportuna y la utilización de los lubricantes con la finalidad de garantizar su correcto funcionamiento.

El mantenimiento preventivo se realiza en equipos que se encuentran en funcionamiento y que no están en condiciones adversas como con el mantenimiento correctivo que, por el contrario,  repara esos elementos que se encuentran dañados o con fallas en el funcionamiento de nuestros equipos.

Como primer objetivo del mantenimiento, es evitar en la medida de lo posible las consecuencias de los fallos del equipo, logrando prevenir incidencias antes de que estas ocurran y por ende un mayor gasto ya que una pieza sin funcionar saldrá más caro en caso de que tengan que ser reemplazadas. Las acciones del mantenimiento pueden el cambio de piezas desgastadas (antes de que lleguen a la descompostura) y cambios de lubricantes, es importante revisar cuales son las especificaciones para el uso correcto de los aceites. Este mantenimiento nos ayudará a evitar los fallos que pueden ocurrir a falta de un constante monitoreo de nuestro equipo.

Tipos de mantenimiento preventivo

El mantenimiento preventivo se puede realizar según distintos criterios:

El mantenimiento programado, se realiza tomando en cuenta diversos factores como son: kilometraje, tiempo, horas de funcionamiento, etc. Es por eso que todos los automóviles tienen como estándar un mantenimiento a cierto kilometraje o cierto tiempo de uso, este mantenimiento programado nos ayuda a mantener nuestro automóvil en óptimas condiciones para su uso.

El mantenimiento predictivo, nos informa después de cierto tiempo, el momento en el que se debe realizar el mantenimiento en el cual se deberán cambiar piezas de nuestro equipo mediantes un periodo máximo de utilización, igualmente en el caso automotriz nos solicitan hacer cambios de balatas a un cierto tiempo determinado de vida útil.

El mantenimiento de oportunidad aprovecha los tiempos de no uso de nuestros equipos, de esta manera, evitamos paradas innecesarias que pueden perjudicar de diversas maneras a la utilización de los equipos. Siempre se hará la recomendación de revisar nuestro automóvil antes de un viaje largo, con la finalidad de su correcto funcionamiento durante los trayectos largos y que además, evitará accidentes por las fallas que se puedan ocasionar por falta de una revisión y mantenimiento oportuno.

Pochteca Lubricantes cuenta con una amplia gama de lubricantes automotrices que te ayudarán en los mantenimientos de tu motor.

Entra a www.pochteca.com.mx/lubricantes-industriales/ y revisa nuestro catálogo de productos para automotriz o llama al 01800 813 0600