SOLICITA UNA
COTIZACIÓN

Sulfato de cobre

Descripción y generalidades

El Sulfato de Cobre o sulfato cúprico es un compuesto químico de fórmula CuSO4. Se puede presentar en 2 formas: sulfato de cobre (II) pentahidratado y como sulfato de cobre (I), (también llamado sulfato cuproso o sulfato de dicobre). Las características del sulfato de cobre son:
El Sulfato de cobre pentahidratado (II), es color azul y cambia rápidamente de temperatura al agregarle más agua. Su fórmula química: CuSO4·5H2O. En la calcantita se presenta en su estado natural.
El Sulfato de cobre (I), también es conocido como sulfato cuproso o sulfato de dicobre es una sal insoluble blanca, el ion cobre se encuentra en estado de oxidación +1, y tiene de fórmula Cu2SO4. Dado que el estado de oxidación +1 es muy inestable, el uso del sulfato de cobre (I) es mucho menos frecuente.

Otros nombres

Calcantita, sulfato de cobre (II), sulfato cúprico, caparrosa azul, piedra azul, piedra lipe

Presentaciones

Saco 25 kg y 50 kg

Usos y aplicaciones

El sulfato de cobre pentahidratado se aplica en sectores muy diversos. En agricultura, es la base de la fabricación de fungicida agrícola que ayuda a la eliminación de microorganismos y hongos que atacan a las plantas; pero también tiene aplicaciones como alguicida en piscinas o aguas almacenadas o embalsadas, molusquicida y corrector del déficit de cobre en suelos. En ganadería, el sulfato de cobre es un aditivo en la alimentación animal ya que ayuda al crecimiento y corrige deficiencias de cobre en los animales. En el uso industrial, destaca su aplicación como conservante o aditivo de pegamentos, pinturas, en cuero, fibras sintéticas, textiles, tintes de pelo, fuegos artificiales, clorofila y papeles para envolver fruta, entre otros.

Importante

Nocivo en caso de ingestión. Provoca irritación cutánea. Provoca irritación ocular grave. Muy tóxico para los organismos acuáticos, con efectos nocivos duraderos. Evitar su liberación al medio ambiente
EN CASO DE CONTACTO CON LA PIEL: Lavar con agua y jabón abundantes.
EN CASO DE CONTACTO CON LOS OJOS: Lavar cuidadosamente con agua durante varios minutos. Quitar las lentes de contacto, si lleva y resulta fácil. Seguir aclarando.

Fuentes