SOLICITA UNA
COTIZACIÓN

Propiedades del papel: lisura

La lisura es una propiedad que tiene que ver con el aspecto y con la funcionalidad del papel.

Es la uniformidad de la superficie de un papel, totalmente plana, sin irregularidades, es decir un acabado liso o satinado, combina características que son percibidas por la vista y el tacto.

En esta propiedad tiene que ver el material de fabricación: Las fibras cortas producen un papel más liso que las fibras largas.

La preparación de la pasta y la forma en que se distribuyen las fibras al formarse en la máquina, tienen gran influencia en la lisura además, el grado de prensado, tipo de fieltros en la máquina de papel, cantidad de la carga y el grado de calandrado y la aplicación de recubrimiento y el supercalandrado.

Una buena lisura requiere de la ausencia de huecos entre fibras y cargas.

Por ejemplo, si se juzga lisura por el tacto, un papel se sentirá más áspero cuando tenga desigualdad en la superficie y el aspecto óptico generalmente a mayor lisura más brillo.