SOLICITA UNA
COTIZACIÓN

¿Puede un lubricante reducir las emisiones contaminantes?

En la actualidad, cuidar del medio ambiente es una cuestión que más allá de ser sólo un buen acto de conciencia hacia la protección del planeta en que vivimos es una necesidad y hasta una obligación en muchas ciudades del mundo.

Con esto, lo que se quiere decir es que todos debemos procurar producir la menor cantidad posible de contaminantes de todo tipo, desde aquellos sólidos que deben ir a parar a rellenos sanitarios hasta las emisiones de gases dañinos para la atmósfera, pues todos respiramos el mismo aire y pisamos la misma tierra de nuestro planeta.

Así, una de las preocupaciones más grandes ha sido desde hace años disminuir el smog que generan todo tipo de máquinas de combustión, desde los automóviles hasta los vehículos de carga y construcción, así como otras utilizadas en la industria.

Para lograrlo, la calidad de los aceites lubricantes empleados en motores juega un papel importante pues, al reducir la fricción, el trabajo de carga de estas máquinas es menor, lo que se traduce en un mejor aprovechamiento del combustible y menos desprendimiento de sustancias de desecho.

¿Cómo ayuda su lubricante a generar menos contaminación?

Si bien los factores para que ello suceda son variados, desde los recursos empleados para su fabricación a través de sustancias ecológicas hasta el buen mantenimiento de la máquina en donde van a emplearse, la característica principal por la que un lubricante logrará ser más eficiente y menos agresivo con el ambiente es su base.

Entiéndase por base lubricante al aceite sin ningún tipo de aditivo, cuya clasificación se hace en minerales, vegetales y sintéticas. Las primeras de ellas constituyen el grupo más amplio de entre la oferta actual, mientras que las últimas, sin embargo, siguen ganando cada vez más terreno gracias a sus propiedades. Las segundas, por su parte, se encuentran mayormente relegadas a sistemas de pérdida completa, fabricación de alimentos y sitios ambientales seguros, por mencionar algunos ejemplos.

Con esto, la competencia entre aceites sintéticos y minerales es mayor, y aunque cada tipo ofrece sus propias bondades y desventajas, en general suelen ser más limpios los creados en laboratorios químicos y hechos a medida, que los derivados del petróleo.

Quizás te interese leer: VENTAJAS DE USAR LUBRICANTES SINTÉTICOS

La razón de ello es la irregularidad de las moléculas presentes en los lubricantes minerales, que precisan de aditivos para mejorar sus funciones, mientras que en los sintéticos el tamaño de los compuestos químicos es uniforme, lo que hace que exista un coeficiente de fricción menor, es decir, que la fuerza empleada para que la máquina se mueva será utilizada más eficientemente al no consumirse tanto por el roce entre piezas.

Por último, cabe recalcar que, sin embargo, ninguno de estos dos aceites es totalmente mejor que el otro, pues existen casos específicos en los que algunas máquinas requieren el uso de uno u otro para su mejor desempeño y, por ende, menor emisión de contaminantes, por lo que siempre será bueno acudir con profesionales para que hagan la gestión de lubricantes correcta.

En Pochteca, podemos ofrecerte el aceite adecuado para tu maquinaria y equipo industrial. Acude a tu sucursal más cercana y solicita una cotización.

Fuente:
http://noria.mx/lublearn/elija-el-lubricante-adecuado-para-reducir-la-contaminacion-del-aire/