SOLICITA UNA
COTIZACIÓN

Reproducción de imágenes y papel

El obtener una buena calidad en la impresión  depende de varios factores a lo largo del proceso.

Es importante cuidar todos los pasos desde la conceptualización y el diseño hasta tener la pieza impresa en las manos.

En primer lugar la calidad de la imagen es el punto de partida, ya que no se puede obtener una calidad superior al original, ese es nuestro punto de referencia.

Cuidar que la imagen tenga un buen balance de color y contraste, tener las imágenes en la resolución adecuada, usar un formato sin compresión y en el modo de color correcto ayuda a obtener mejores resultados.

La selección de la técnica de impresión, un proceso de impresión de calidad y  seleccionar el papel más adecuado para el tipo de  aplicación o pieza impresa.

Lo que se espera obtener de las imágenes  impresas es principalmente:

Contraste óptimo:

El contraste se define como la capacidad de percibir adecuadamente las luces y las sombras de una imagen. Se deben observar claramente los detalles hasta en las zonas más obscuras.

Los tonos medios tienen una clara diferencia en los valores en relación a las zonas claras y obscuras.

Para obtener un óptimo contraste, la brillantez del papel  debe reflejar un alto porcentaje de luz, además debe tener buenas propiedades de blancura y tersura en  la superficie.

Fidelidad del color:

Para evaluar un impreso en cuanto a la fidelidad del color debemos ver qué tan parecido es el color en el impreso con respecto a los tonos deseados o aprobados en la prueba de color entregada por el impresor.

La blancura del papel es un factor indispensable para obtener colores fieles.

Para obtener la máxima fidelidad en el color se recomienda seleccionar un papel que tenga un blanco neutro. Los papeles que reflejan la totalidad del espectro son los blancos neutros que permiten reflejar la misma cantidad de luz roja, verde y azul.  Los blancos fríos son los que reflejan un porcentaje relativamente mayor de la región del espectro azul y violeta, y los cálidos de la región del rojo o naranja.

Nitidez:

En la impresión en offset  depende del tamaño y de la calidad del punto de la trama, entre más pequeño, más continua y nítida se observa la imagen, el punto debe de estar bien definido y sin deformación.

Para evitar la ganancia de punto (cuando el punto se expande), así como para obtener un registro correcto, se requiere un papel con estabilidad dimensional que además haya sido bien aclimatado para tener el nivel de humedad requerido al momento de la impresión.

Seleccionar un papel con buena imprimibilidad facilita el proceso de impresión y contribuye junto con otros factores a obtener una reproducción de imágenes más cercanas a lo deseado.

Si tienes dudas respecto a la selección de un papel con gusto el área comercial y de servicio técnico de Pochteca pueden ayudarte.