SOLICITA UNA
COTIZACIÓN

Tipos de grasa para engranajes

Un engranaje es un mecanismo que se utiliza para transmitir potencia mecánica de un elemento a otro a través de movimientos que pueden ser giratorios o alternativos. Para cumplir con su función requieren de aceites y grasas lubricantes que los mantengan en las mejores condiciones.

Entre las funciones de los lubricantes para engranajes se encuentran: la refrigeración para extraer el calor que se genera durante el funcionamiento del engrane, protección contra la corrosión, limpieza para eliminar los desechos que se crean durante el mecanismo y la lubricación para evitar fricción y desgaste entre los dientes del engrane.

Tipos de aceite para engranaje

Los engranes se utilizan en todas las industrias,  y pueden ser abiertos, cuando se encuentran directamente expuestos, como los podemos ver en minas, muelles o canteras, o cerrados cuando cuentan con una caja que los aísla del medio ambiente, como ventiladores, bandas, bombas, plantas de procesos y muchas aplicaciones más.

Algunos de los principales tipos de lubricantes para engranaje son:

  • Grasas: se caracterizan por ser sólidas o semisólidas. Suelen utilizarse sobre todo en engranajes de bajas velocidades y alta carga o en aquellos que tienen una operación intermitente ya que la grasa mantiene la lubricación entre los dientes del engrane aunque éste no se encuentre girando. La desventaja de la grasa es que tiene poca capacidad refrigerante.
  • Aceites inhibidos contra la herrumbre y la corrosión: cuenta con aditivos como antiespumantes, antioxidantes, antidesgaste y antiherumbre. Se utiliza en engranajes que trabajan con temperaturas muy altas y con baja carga.
  • Aceites compuestos: son mezcla de aceite mineral y ácidos grasos de origen animal y tienen un elevado nivel de adhesividad. Suele utilizarse en engranajes con una acción de deslizamiento alta, así como en aquellos se fabrican con metales blandos como el bronce
  • Aceites minerales de extrema presión: cuentan con aditivos de extrema presión y se usan en los engranajes con altas cargas de choque.
  • Aceites sintéticos: si se elige utilizar un aceite sintético se debe seleccionar aquél que tenga una adecuada combinación entre base sintética y aditivos para aumentar los beneficios sobre los aceites minerales. Suelen usarse para engranajes con alto grado de deslizamiento y con temperaturas muy altas durante largos periodos.
  • Lubricantes sólidos: son películas secas untuosas que se colocan en los dientes del engrane. No son los más comunes ya que tienen una vida limitada contra el desgaste por lo que sólo se usa en casos especiales en engranes con temperaturas extremas, ya sean muy bajas o altas, cuando hay una operación al vacío o cuando no puede haber ningún tipo de fuga.

Los engranajes tienen diferentes aplicaciones y en Pochteca tenemos las grasas y aceites lubricantes para cada caso especial.  Nuestros distribuidores cuentan con una amplia variedad de lubricación que permitirá que el engranaje cumpla con su función.

Aceites lubricantes para engranajes:

Omala S1 WE, en viscosidades ISO VG 460 y 680 – Aceite Mineral

Omala S2 GX, en viscosidades que van desde ISO VG 68 hasta ISO VG 460 – Aceite Mineral

Omala S4 GX, en viscosidades ISO VG 150 hasta ISO VG 460 – Aceite sintético Morlina S2 B – para engranes de baja carga que requieren lubricante inhibido contra herrumbre y corrosión.

Gadus S1 OG – Grasas tipo asfálticas para cables y engranes descubiertos.

Gadus S2 OG – Línea completa de grasas minerales y semisintéticas para una variedad de aplicaciones en engranes descubiertos o cojinetes de alta carga.

 

Fuentes

http://lubricacionindustrial.blogspot.com/2008/07/lubricacin-de-engranajes.html

http://lubricacionindustrial.blogspot.com/2008/07/lubricacin-de-engranajes.html