SOLICITA UNA
COTIZACIÓN

Tipos de lubricantes industriales

Cuando se trata de lubricación (el elemento que es capaz de reducir la fricción en las máquinas o herramientas industriales), es importante conocer qué tipos de lubricantes industriales Shell existen, para que los mismos sean aplicados de forma adecuada.

Es imperativo tener conocimientos sobres sus características y forma de uso, el tipo de lubricante industrial puede dictaminar para qué y cómo será utilizado en los equipos.

Tipos de lubricantes industriales en la actualidad.

En la actualidad existen los siguientes tipos de lubricantes, aunque siempre se debe consultar a los profesionales para obtener el correcto:

  • Sólidos: Este tipo de lubricante debe ser utilizado en sistemas que presenten fricción mixta (sólida y fluida), es seco y es capaz de trabajar en condiciones extremas de carga y temperatura, sin la necesidad de incluir un líquido. El más común cuenta con una presentación en polvo.
  • Pastas: Este tipo de lubricante suele ser utilizado en condiciones donde la temperatura puede llegar hasta los 1200 grados Celsius, en rodamientos lentos o donde existan oscilaciones de alta frecuencia. Existen de montaje, y separación, pasta de liberación o incluso como pastas de temperatura alta mayores a 300°C (evaporación del aceite base).
  • Grasas: Este tipo de lubricante es el más utilizado por su capacidad de adaptación en múltiples industrias. Abarcan amplios rangos de temperaturas, velocidades y cargas. Consisten en una base de aceite mineral o sintético y un espesante. Además, pueden aplicarse desde ambientes secos hasta los corrosivos.
  • Revestimientos: Estos están formados por microscópicos sólidos lubricantes dispersos en mezclas de resinas y disolventes, siempre contienen un disolvente, un aglutinante y un lubricante sólido. Aunque son similares a la pintura, estos son capaces de suavizar la aspereza de una superficie para evitar la fricción y funcionan bajo cargas extremas.
  • Líquidos: Existen distintos tipos de sustancias que pueden ser tomados en cuenta como lubricantes, y la mayoría están compuestos de aceites base minerales derivados del petróleo. Los lubricantes líquidos se pueden elaborar con bases minerales, sintéticas, semisintéticas y también de origen vegetal. Los cuales pueden ser utilizados para la lubricación de cualquier tipo de maquinaria en general, una de las características de los aceites minerales es que su composición puede degradarse más rápido que en comparación con los aceites sintéticos.

La fabricación de aceites sintéticos tiene que llevarse por un estricto proceso químico, lo que eleva su costo en el mercado. Una de las ventajas de la formulación de estos aceites es que su aplicación en grandes maquinarias, llevan al mayor protección de los motores, beneficiando el menor desgaste y optimizando el funcionamiento y vida de maquinaria, de tal forma que pueden lubricar de manera efectiva las partes móviles de la máquina para proveer una protección efectiva, bajo condiciones extremas de operación y temperatura.

Hoy en día el alto rendimiento de un lubricante, ya sea  líquido, sólido, en pasta, Semisólido-grasa o un revestimiento, es considerado como la cualidad más importante, pues frente a las nuevas tecnologías y máquinas innovadoras, quienes provean de estos productos deben garantizar, la durabilidad, confiabilidad y la eficiencia en todas y cada una de las máquinas de distintas industrias, para así atender a las necesidades de cada una de ellas.